El sexo o la masturbación anal es una práctica sexual más habitual de lo que pensamos y no sólo entre los hombres que tienen sexo con otros hombres. La realidad es que es un acto que cada vez va teniendo más adeptos , fundamentalmente por el placer que produce esta práctica cuando se tiene experiencia en la materia, tal y como señalan los expertos consultados por CuídatePlus. 


Aunque la estimulación y la penetración anal “se relaciona más con el entorno homosexual, la verdad es que muchos hombres heterosexuales disfrutan recibiendo estimulación anal y que muchas mujeres también disfrutan haciéndolo”


¿Más dolor o placer?


Una de las creencias más frecuentes acerca del sexo anal es que “es doloroso”, pero la realidad es que puede llegar a serlo sólo si no se hace correctamente. De hecho, “si duele, hay que parar”, aclara Pastells.


Es importante “aprender a disfrutarlo, a relajarse y a confiar y a estar dispuestos a aprender del placer de nuestro cuerpo con paciencia, cariño y actitud exploratoria, sin presiones ni prisas, ni dolor”.

Y es que, el potencial erótico del área anal es muy amplio. El placer de estimular el ano “reside en la numerosa concentración de terminaciones nerviosas que tiene esta zona, que están muy próximas y conectadas a las zonas sensibles de los órganos sexuales y a los músculos pélvicos encargados del orgasmo, lo que hace que se potencie el placer”, señala la sexóloga. Todo esto hace que “el placer sea mayor cuando se da simultáneamente estimulación en el clítoris o el pene y en la zona anal”, apunta.


Consejos para ponerlo en práctica sin riesgos


Hay que tener especial cuidado con la higiene. Según Pastells, “es importante lavarse con un jabón suave después de la última deposición”. Además, en todo momento es clave usar preservativo y es que, según la sexóloga “es muy elevado el porcentaje de personas que no los usan, con las consecuencias que esto puede tener a nivel de infecciones de transmisión sexual”. Es recomendable también usar LUBRICANTE ÍNTIMO ANAL GEL EROTIKA.


En el caso de las mujeres con vulva, hay que advertir de que “si se experimenta con la penetración anal, hay que evitar la penetración vaginal justo después, puesto que esta practica aumenta la probabilidad de infecciones”, advierte la sexóloga. En caso de querer hacerlo,”es indispensable cambiar el preservativo”. 

Además de estos consejos, Binternagel, añade otros como:


  • El uso de lubricante ANAL GEL EROTIKA para facilitar la masturbación o penetración anal.
  • Usar la ducha para practicarlo, ya que el efecto agua puede ayudar a extremar la higiene. 

Las posturas más favorables para practicar sexo anal


Según las conclusiones de un estudio puesto en marcha por JOYclub, las posturas sexuales más favorables para practicar el sexo anal serían:


  1. Amazona. En esta postura, la mujer tiene el control total, tanto en la potencia de movimientos y placer. Aunque hay que tener cuidado: si la mujer se mueve en una posición sentada es más difícil de penetrar el ano, ya que el músculo orbicular se cierra con más fuerza.
     
  2. Columpio y slings. El mobiliario erótico es ideal para un sexo anal 100% placentero. La postura cómoda y la agilidad del columpio del amor, sumado a la parte pasiva, permite una relajación completa y un disfrute más intenso.
     
  3. La cucharilla. En este postura, la parte pasiva debe sentirse cómoda y en una postura en la que las piernas no soporten demasiado la carga. 
     
  4. Doggy-Style. Para los expertos, esta postura es la más excitante. En ella, la parte pasiva puede ser penetrada con total profundidad.


Tomado de: Cuidate Plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chat
Hola necesito asesoría…