SEXO EN EL SOFA

Posiciones que deberías probar alguna vez en un sillón

Existen muchos lugares y espacios para tener relaciones con tu pareja y evitar caer en la monotonía. Si buscas una nueva opción para darle un giro interesante al encuentro sexual, el sillón es una alternativa que no puede pasar desapercibida.

Si no tienes una idea precisa de cómo llevar a cabo este encuentro, te presentamos algunas posiciones para poner en práctica en el sillón.

Sofá sorpresa

El hombre debe sentarse como lo hace de manera usual, posteriormente la mujer debe subirse de pie al sillón mirándolo a él y empezar a bajar lentamente hasta quedar de cuclillas. Desciende tanto como para que el pueda penetrar. La mujer sube y baja a su ritmo durante el encuentro sexual.

Castigada

La mujer debe sentarse en él con las manos encima de la cabeza y la espalda recargada en el respaldo. El hombre debe hincarse frente a ella, entre sus piernas, y jalar lentamente su cintura hasta lograr la penetración. Esta posición es perfecta para que, en el inicio o final, se brinde sexo oral y llegar así al orgasmo.

Rompecojines: La mujer se coloca de pie tras uno de los reposabrazos y deja caer la mitad de tu cuerpo hacia el sillón. La pareja debe estar detrás y penetrar lentamente tomando tu cintura para que la mujer pueda elevar las piernas y cruzar los tobillos (así se contraerá con más fuerza los músculos vaginales alrededor de su pene, elevando el placer).

El Limbo

El hombre se sienta en el sillón con la espalda recargada en el respaldo, La mujer se sienta encima de él mientras lo mira al elevar ambas piernas sobre sus hombros. Él debe tomar la cintura de su pareja e iniciar el coito. Debido a que la mujer está arriba, puede marcar el ritmo con el que sienta mayor placer.

Importante

Puedes variar y agregar detalles a cada posición para que tu y tu pareja se sientan cómodos y disfruten al máximo el placer de estar juntos.

2018-04-08T14:25:26-05:00 Erotika|